Cómo diseñar tus oficinas de forma eficiente

Cómo diseñar tus oficinas de forma eficiente

Un espacio de trabajo es más importante de lo que parece, por eso desde Arq&Tech queremos hablarte de cómo entendemos que debe ser el diseño de unas oficinas. No todas las empresas son iguales y por eso nos encontramos casos donde se pretende reformar las oficinas existentes, en otras ocasiones se trata de una ampliación o mejora y en los más radicales de la edificación de unas nuevas instalaciones con todo lo que ello conlleva.

¿Por dónde empiezo?

En primer lugar deberías empezar preguntándote, ¿cuáles son tus condicionantes de partida? O lo que nosotros conocemos como el programa de necesidades. Es decir, todas aquellas peculiaridades tienen tu empresa por su funcionamiento, sector, organización, etc. y a las que tiene que dar solución el diseño de oficinas.

¿Y cuáles son estos condicionantes?

Por ejemplo, deberemos saber nº de trabajadores, si existe atención al público o no, qué espacios necesitan: recepción, salas de juntas, salas de formación, despachos privados, departamento de administración, etc.

Para hacértelo más fácil de entender vamos a poner como ejemplo uno de nuestros últimos proyectos, donde diseñamos un edificio de oficinas de 700 m2 para una multinacional valenciana.

CONDICIONANTES DE PARTIDA

Una vez tenemos claro cuáles son los aspectos funcionales y formales de tus nuevas oficinas deberás empezar a pensar en cuáles son tus objetivos como empresa, ¿qué quieres conseguir? ¿Qué quieres reflejar?

Está claro que es complicado, pero si haces este ejercicio previo después será todo mucho fácil y fluido y el resultado se ajustará 100% a lo que tu empresa necesita. Debes tener muy presente en todo momento que tus oficinas dicen mucho de tu empresa y es la primera carta de presentación que recibirá un posible cliente al visitarte. Por eso, es tan importante que pienses en estos otros aspectos como qué tipo de empresa quieres ser y qué valores quieres transmitir. La calidez, innovación y tecnología, tranquilidad o dinamismo, son algunos de ellos.

Tampoco puedes olvidar la importancia del lugar donde ubicaremos estas oficinas, del espacio del que disponemos, de la luz natural que tendremos, de la accesibilidad a las oficinas y de cómo los espacios se relacionan entre ellos. Una buena disposición del edificio te puede ahorrar miles de euros en tu factura eléctrica o una buena comunicación entre tus departamentos te puede ahorrar muchas horas de trabajo lo que también se traduce en mayor productividad de los empleados y por lo tanto más beneficios.

Otro aspecto interesante a tener en cuenta, y del cuál lejos de avergonzarnos u ocultarlo nos sentimos orgullos y creemos muy necesario, es la recopilación de referencias y el estudio previo de las mismas. Conociendo otros proyectos y sabiendo como se han llevado a cabo, podemos inspirarnos para lograr ese diseño deseado y además te ayudará a ti como cliente a entender nuestros conceptos de diseño mucho más fácilmente.

¿He acabado con el estudio previo?

Como ves, antes de ponerse a diseñar, debemos tener muy claro que es lo que necesitamos, lo que buscamos y lo que queremos transmitir, porque todo esto influirá en las decisiones que tomemos a la hora de realizar el diseño.

Una vez definido todo el programa de necesidades, comenzaremos con el diseño de las oficinas. Como sabes, nosotros siempre acompañamos el “qué vamos a hacer” del “cómo vamos a hacerlo”. Esto implica que siempre desde las primeras fases de diseño tendremos en cuenta el cómo vamos a ejecutarlo, aspectos técnicos que favorezcan una correcta ejecución, reducir tiempos y costes, etc.

Además, trabajando de esta manera, tenemos muy presente el cumplimiento de la normativa aplicable, para evitar después tener que hacer modificaciones en el diseño o ejecución para cumplirla. Parte imprescindible para, una vez finalizada la obra, conseguir la licencia para iniciar tu actividad.

Imagen propuesta

Una vez planteado el diseño y la distribución, toca pensar en la materialidad y la elección de mobiliario. Es muy importante saber previamente lo que queremos transmitir, porque a través de los materiales podemos crear ambientes diferentes.

Por ejemplo, con el uso de la madera, colores como los naranjas, amarillos o marrones conseguimos entornos cálidos. Por otro lado, colores blancos, grises o azules crean espacios más frescos. También es importante elegir un mobiliario acorde al ambiente que queremos crear, pero que además sea funcional y que permita a los empleados trabajar en un entorno cómodo y agradable. Esto se verá reforzado con una iluminación apropiada, en la que tendremos siempre una global y otra puntual y de mayor intensidad en la zona de trabajo.

Cómo va a funcionar tu edificio

Antes de terminar, queda pensar en el confort y en la eficiencia energética. Tanto las instalaciones (climatización, electricidad, fontanería), como el tratamiento de las fachadas se deben estudiar para que sean lo más eficientes posibles.

Que las carpinterías de las ventanas tengan rotura de puente térmico favorecerán que se mantenga la temperatura que necesitamos dentro con un consumo energético mínimo. Si además tienen doble acristalamiento conseguiremos un aislamiento acústico mucho mejor. Trataremos de incluir, si es posible, la instalación de algún sistema de protección solar que sea efectivo a las horas de más intensidad, como un pequeño voladizo, lamas exteriores, toldos, etc.

Para finalizar con el proceso de diseño de oficinas se realiza el proyecto con el que podrás saber exactamente cuál va a ser el coste definitivo del mismo. Aunque en Arq&Tech siempre lo tenemos en cuenta desde las primeras fases, es imposible cerrar un presupuesto sin tener absolutamente todo bien definido.

Cada proyecto es un mundo y existen gran cantidad de posibilidades en cuanto a diseño, materiales y soluciones constructivas, lo importante es que llegados a este punto ya conocemos perfectamente cuáles son las necesidades de tu edificio y empresa y nos permite poder darles la mejor solución, la más eficiente para tu empresa.

No Comments

Post A Comment