Cómo entender un presupuesto de obra

Cómo entender un presupuesto de obra

¿Cuántas veces nos han presupuestado una obra, por pequeña que sea, y no somos capaces de descifrar lo que dice el presupuesto?

A continuación, te explicamos, de forma muy sencilla, cómo entender un presupuesto de obra. Para ello, tomaremos como referencia un presupuesto de Arq&Tech, y lo iremos desgranando poco a poco.

  1. Generalmente todo presupuesto debe empezar con una hoja resumen donde aparecen datos del cliente, ubicación de la obra, y una pequeña tabla muy sencilla a modo de resumen del presupuesto.

 

Con el precio de cada uno de los capítulos de obra, que en las hojas posteriores se va desglosando detalladamente. También debe aparecer el total sin IVA o base imponible, su IVA correspondiente, y finalmente el precio final con IVA incluido.

También es importante que aparezca la fecha, en las obras los precios de los materiales y mano de obra va variando en función del mercado y normalmente los presupuestos tienen una validez de 30 días.

¿Cómo se estructura un presupuesto?

Siempre están organizados por capítulos, donde se agrupan todos los trabajos (también llamados partidas o partidas de obra), que tienen que ver con una misma actuación.

Por ejemplo, si estamos haciendo una reforma de una cocina, habrá un capítulo de demoliciones, que básicamente es la retirada de todo aquello que vamos a sustituir. De modo que este capítulo tendrá diferentes trabajos asociados, como retirada de mobiliario de cocina, demolición de alicatado de pared y pavimento, retirada de lámparas…

 2. En la mayoría de casos tendremos en la parte superior un encabezado donde nos dice el capítulo en el que nos encontramos. En nuestro caso, “Capítulo 03. Cubiertas”.

 Después aparece la numeración de la partida o trabajo concreto que se va a describir, acompañado de las unidades en las que está realizada la medición, en este caso m2, y del título de la partida correspondiente “Impermeabilización de zonas de cubierta”.

A continuación, encontramos la descripción detallada del trabajo a realizar. Es frecuente que en algunos casos no acabes de entender bien lo que dice la descripción, pues suelen ser especificaciones técnicas, por eso siempre debe aparecer en la parte superior el título de la partida, mucho más sencillo y fácil de entender.

 Seguidamente tenemos la medición correspondiente, de cada elemento, organizados por columnas, diferenciados por longitud, anchura, altura.

Vemos también cómo aparecen las sumas parciales, de cada elemento, para a continuación, en el apartado Cantidad aparezca la suma total.

Finalmente, sólo nos queda la columna de Precio, donde veremos los precios unitarios, es decir, en este caso el precio por m2 ya que, en la última columna, IMPORTE, es donde queda reflejado el precio total de la partida y que se obtiene multiplicando la cantidad por el precio.

3. Ya sabemos de qué consta cada una de las partidas o trabajos. Pues bien, como hemos dicho anteriormente todos los capítulos tendrán una serie de partidas asociadas, y al final de cada capítulo tendremos un importe total, que será la suma de todas las partidas correspondientes a ese capítulo.

4. Una vez tenemos todos los capítulos, con todos sus trabajos y los importes correspondientes, sólo queda echar la vista atrás, volver a la página inicial donde tenemos, como hemos comentado al principio del artículo, el resumen de cada capítulo, con el importe total de la obra (base imponible), la casilla con el respectivo IVA y el importe final IVA incluido.

¡¡Cuidado con los extras!!

5. En algunos casos, durante la obra, por exigencias del cliente, o por circunstancias no previstas, puede surgir algún trabajo no contemplado en el presupuesto inicial. Estos trabajos irán en un anexo al presupuesto original y se contabilizarán como extras, con la misma estructura y procedimiento que el presupuesto.

Consejos a tener en cuenta siempre que necesitemos un presupuesto

6. Para finalizar este artículo os damos unos consejos que pensamos que os servirán de ayuda.

  • Comprueba que los importes de cada capítulo coincidan con el resumen, y el importe final (hasta los profesionales nos podemos equivocar).
  • Cuando haya que realizar trabajos EXTRAS, solicita siempre que te pasen el presupuesto de estos trabajos antes de que se ejecuten, para evitar sobrecostes excesivos o simplemente no ejecutar partidas que no son necesarias y que encarecen mucho el presupuesto.
  • En la medida de o posible, sea cual sea la obra que quieras realizar, pide varios presupuestos, pues siempre es conveniente comparar.
  • Lo barato generalmente acaba saliendo caro, por tanto, desconfía de aquellos presupuestos que sean demasiado baratos, ya que a veces no están todos los trabajos incluidos y después los EXTRAS suben mucho el presupuesto, o los materiales o la ejecución son de mala calidad, y acabas rehaciendo la obra poco tiempo después.
  • Confía en profesionales cualificados, no cualquiera puede realizar cualquier obra. Según la complejidad, ubicación, duración, importe… necesitaras un tipo de profesional competente.

¡Y recuerda, si tienes cualquier duda solo tienes que preguntarnos!

No Comments

Post A Comment